Aspersores de Jardinería

Aspersores de jardinería

Los aspersores de jardinería son los encargados de regar las praderas y grandes zonas de cesped de los jardínes tanto públicos como privados así, las instalaciones deportivas.

Las características principales de este tipo de aspersores es la uniformidad del riego y en los de turbina el silencio de las mismas, ya que, normalmente se riega por las noches con el fin del mejor aprovechamiento y ahorro de agua

Asperores de turbina emergentes

Los aspersores de turbina emergentes la gran ventaja que tienen es la pequeña superficie expueta de tal manera que si están bien instalado ( a ras del suelo) son completamente invisibles.

En los aspersores deportivos de turbina emergentes dentro del terreno de juego y dependiendo del diseño del campo pueden existir de 20 a 40 aspersores dentro del terreno de juego, sin que los jugadores se percaten de la instalación de dichos aspersores

Los aspersores de impacto emergentes

Los aspersores de impacto emergentes juegan un papel muy importante dentro de algunas instalaciones específicas, pues son los elementos ideales para regar con agua recicladas, o con aguas con algunos sólidos en suspensión, ya que, al no tener engranajes hay menos posibilidad de obstrucción. Por otra parte este tipo de aspersores de impacto emergentes, necesitan mucha menos presión para su emergencia y movimientos de rotación en comparación con el de las turbinas.

Accesorios

Los accesorios más utilizados en la instalación, mantenimiento y mejoras de los aspersores son los siguientes:

elementos de unión (tuberías, codos de nivelar, y bobina de montaje) que son indispensables para la nivelación de los aspersores

Para las labores de mantenimiento contamos con llaves de ajuste y elevación de estos dispositivos para la limpieza de filtros y regulación del sector de riego

Para la mejora y el ahorro de agua existen válvulas de retención o antitopográficas especialmente diseñadas para aguantar la columna de agua en los aspersores instalados en las partes bajas de los jardínes de tal manera que cuando cese el riego por gravedad no se despercicie este agua y estéticamente evite un charco alrededor de los aspersores.