Programadores Eléctricos Rain Bird

Hasta hace poco, los equipos de jardín eran equipos complicados, pesados, llenos de botones y con libros de instrucciones interminables. La tecnología WIFI borra de un plumazo todos estos inconvenientes y hace de las herramientas agrícolas algo sencillo de usar y sobre todo, útil para nuestros cultivos.

Los programadores de riego WIFI presentan la ventaja de que establecen una comunicación directa con nosotros, sin ninguna barrera de conexión que pudiera dificultarla y utilizando un módulo intermedio.

Como la conexión por WIFI tiene una capacidad de desarrollo tan amplia, puede satisfacer cualquier necesidad que surja a la hora de cuidar de nuestra plantación, hasta el punto de que podemos gestionar este proceso a través de un teléfono móvil o una tablet. Este mecanismo también permite la conexión de redes de módulos conectados online a estaciones meteorológicas y recibir datos del tiempo en directo.

¿Cómo son los programadores de riego WIFI?

Estos sistemas constan de unos módulos compuestos de dos elementos claves: una placa electrónica y una regleta de conexión, que se encarga de establecer las comunicaciones entre los diferentes cables de las válvulas; que son, en última instancia, los que activan el riego. El módulo que posibilita que se haga de forma automática tiene un cableado eléctrico.

El chip que permite recepcionar la señal WIFI se encuentra en las placas electrónica y es lo que permite la comunicación con el terminal que hayamos elegido para su gestión. Para ello, los fabricantes ponen a nuestra disposición unas aplicaciones gratuitas (normalmente, compatibles con Android e iOS) y disponibles en varios idiomas. A través de ellas, establecemos nuestras preferencias, en cuanto los horarios de riego u otros mecanismos que hayan establecido; y, por último, hacemos la conexión con el WIFI del receptor, ya sea a través de un router o por una red determinada.

Has de tener en cuenta que algunos receptores no pueden estar expuestos a la luz del sol u otras fuentes de calor, por lo que es conveniente informarnos antes del rango de temperaturas a las que puede exponerse, para que no nos dé problemas. Normalmente, la horquilla ideal se encuentra entre 20 ºC y 55 ºC.

Para complementar el programador de riego, puede que neceistes algún aspersor de riego, puedes visitarlo ne nuestra sección de aspersores de riego.