Microtubo flexible

El microtubo flexible es usado para hacer las derivaciones desde la línea principal hasta las terminaciones de riego (goteros, microaspersores, etc.) Aquí encontás todo tipo de microtubo flexible para tu jardín al mejor precio con envío 24h/48h.

Filtros activos

 

Un microtubo de riego es la solución barata, sencilla y eficiente para satisfacer las necesidades hídricas de las plantas de las macetas, terraza, huerto o jardín. Consiste en una fina tubería de material flexible, generalmente pvc flexible o polietileno, con microperforaciones o goteros en toda su longitud a una distancia de 15 a 30 cm entre ellas. Este sencillo sistema es el más adecuado si lo que buscas es eficacia y eficiencia, ya que las plantas cubren sus necesidades de agua sin desperdiciarla. Su instalación es muy sencilla y no requiere grandes inversiones.

Los microtubos también puedes integrarlos en sistemas de riego de cultivos más extensos, como ramales derivados de tuberías de calibre superior. Existen muchos accesorios que permiten su acoplamiento a cualquier tubería o directamente al grifo.

¿Cómo elegir el microtubo de riego que necesitas?

Para elegir el más adecuado en tu caso, debes considerar la longitud que deseas que tenga según el lugar donde lo quieras instalar y el diámetro interior para el caudal máximo de agua. Lo habitual es que estén fabricados en PVC o PE de alta calidad para proporcionar la mayor resistencia a la intemperie. Así, los que se usan de manera más frecuente son los siguientes:

  • Microtubo de 4 mm de diámetro interior: Es uno de los formatos más frecuentes para jardines y pequeños huertos. Permite un caudal máximo de 3 l/h. En Riegopro, por ejemplo, los ofrecemos en rollos de 30 m. Puedes elegir entre dos variantes en función de la distancia entre los goteros de 15 cm o de 30 cm entre ellos. Sin embargo, con un punzón puedes marcar los goteros que necesites. Algunos modelos cuentan con un filtro integrado para evitar que ingresen elementos que los puedan obstruir.
  • Microtubo de 3 mm de diámetro interior: Los tienes disponibles en rollos de 100 m o de 25 m. Este es adecuado para instalaciones pequeñas, como jardineras y macetas. Se fabrican de polietileno.
  • Microtubo de 4,5 mm de diámetro interior. También está indicado para pequeñas instalaciones y nosotros, por ejemplo, los servimos en formato de 25 m de longitud.

¿Qué accesorios necesitas para montar tu instalación ideal?

Son muchos los complementos disponibles para un sistema completo de riego.

Programador de riego

Dispones de distintos tipos de estos dispositivos según tus necesidades. Así, hay modelos que puedes controlar desde el teléfono móvil por wifi, añadiéndole un módulo para eso. Son muy útiles cuando tienes programadas varias zonas de riego. De esta forma, no es necesario que estés en la instalación.

También cuentas con programadores de grifo. Algunos funcionan por bluetooth y con pilas. La mayoría son aptos tanto para interiores como para exteriores. Gracias a estos dispositivos, puedes ajustar el riego de tus plantas en las épocas con restricciones de agua. Además, suponen un importante ahorro de este recurso.

Otros accesorios para el microtubo de riego

Además, puedes completar tu equipo de riego con los siguientes elementos:

  • Tapones para goteros: Son útiles para impedir las salidas de agua por los goteros que no deseas que estén activos puntualmente.
  • Válvulas para microtubos: Permiten la apertura o cierre del paso de agua en todo o en parte del recorrido, según tus necesidades.
  • Enlaces de tipo chupete: Se utilizan para alargar las tuberías de riego de PVC y PE y deben tener su mismo grosor.
  • Enlaces en forma de T para microtubos: Son muy útiles si deseas efectuar ramificaciones en el sistema de riego o para unir tuberías con ellos.
  • Codo para unión de microtubos: Los codos son fundamentales para unir dos tuberías cuando deseas realizar un giro de 90 º en la instalación.
  • Adaptador de grifo: Gracias a él, puedes conectar el grifo al microtubo. Dispone de rosca hembra con giro de 3/4 y está fabricado en polietileno.
  • Piquetas: Cumplen una importante función, ya que te ayudan a fijar la tubería al suelo. Disponen de uno o varios orificios con distintos calibres para que uses el que se adapte al diámetro del microtubo.
  • Punzones y sacabocados: Están fabricados en plástico técnico muy resistente. Los puedes utilizar para efectuar una perforación en la tubería, para tener un punto más de riego, o para incorporar algún accesorio a la instalación.

¿Microtubo de riego enterrado o por superficie?

Muchos de los clientes que se inician en el sistema de riego por goteo nos suelen preguntar si es mejor enterrar los microtubos o dejarlos en la superficie. Solemos recomendar que los entierren un poco. Deben estar accesibles para que sea fácil su manipulación si es necesaria, para incorporar todos los accesorios que puedas necesitar. Sin embargo, el riego es más eficiente si se dirige a las raíces de las plantas. Además, también los preservas de los rayos del sol. Estos pueden acabar deteriorando cualquier material con el tiempo.

Si estás pensando en instalar algún microtubo de riego y aún te genera dudas, en Riegopro estaremos encantados de resolvértelas. ¡Contacta con nosotros!