Desbrozadoras

Filtros activos

352,00 €
Entrega en 3-4 días laborales

La desbrozadora D546HXP con una motorización de última generación capaz de sacar el máximo rendimiento a su motor de 46cc, también cuenta con un sistema de arranque fácil que permite un arranque de la máquina mucho más fácil.

Posee sistema de amortiguación integral y arnés profesional para que el uso sea lo más cómodo posible.

 

Cómo comprar una desbrozadora online

Las desbrozadoras son herramientas muy útiles si posees un jardín o un huerto. Apenas sin esfuerzo, te ayudan a mantener las malas hierbas a raya cortándolas a ras del suelo. También las puedes utilizar para cortar el césped de difícil acceso al que no llega la máquina cortacésped.

Sistemas de corte

El sistema de corte varía de una desbrozadora a otra. Generalmente, utilizan hilos de nylon o discos con pequeñas cuchillas. Muchas de estas máquinas ya vienen con ambos accesorios para que coloques el que mejor te venga según el trabajo que desees realizar. El hilo de nylon es ideal para las hierbas y el disco con cuchillas para la maleza, tallos más consistentes y trabajos que requieran un mayor esfuerzo.

Existen distintos tipos de discos. Para la hierba y maleza, te resultarán suficientes los discos de dos puntas planas o curvas. Si deseas eliminar maleza no leñosa, los discos de tres o cuatro puntas te irán bien. Los de ocho puntas se utilizan para los pequeños arbustos y palos. Por su parte, los de 40 u 80 puntas dan buenos resultados en los árboles de troncos delgados.

Cuando vayas a utilizar el disco de cuchillas, conviene que limpies bien el terreno de piedras para que no choquen las aspas contra ellas. No solo pueden salir chispas que resultan peligrosas, sino que también podrías estropear el disco.

¿Cómo usar una desbrozadora?

Desde aquí, te aconsejamos que lo hagas extremando los cuidados y siguiendo todos los pasos de la forma correcta.

En primer lugar, estudia el terreno y el tipo de plantas que quieres desbrozar para elegir el disco más adecuado. Ajústalo a la máquina cuando esté completamente parada y apagada. Si tiene una barra divisoria, móntala. Para una de dos tiempos, elabora la mezcla de gasolina y aceite correctamente y según las indicaciones del fabricante y, luego, introdúcela en el depósito. Si es de cuatro tiempos, asegúrate de llenar los dos depósitos.

Cada máquina tiene su propio mecanismo de puesta en marcha. Síguelo sin olvidar las medidas de seguridad que debes tomar.

Una especial atención merece también el mantenimiento de la herramienta. Si llevas un mantenimiento correcto, prolongarás la vida útil de la máquina. Las eléctricas y las de batería requieren menos mantenimiento que las de gasolina. Debes limpiar estas últimas especialmente según te indique su fabricante y observar el buen estado de cada una de las piezas.

¿Una desbrozadora de gasolina, de batería o eléctrica?

Estas herramientas se clasifican según el tipo de motor que tengan, su cilindrada y el tipo de transmisión. Esto, a su vez, depende del tipo de alimentación o combustible que vayan a consumir para funcionar. Encontramos las siguientes desbrozadoras:

  • De batería. Son autónomas y no necesitan cable. No emiten gases y son bastante silenciosas, pero un poco más caras que las de gasolina y su batería se agota antes que los depósitos de gasolina. Tendrás que asumir que deberás interrumpir tu trabajo para recargar la batería de nuevo.
  • De motor eléctrico. Son algo más baratas que las de gasolina y no contaminan. El problema es que necesitan un enchufe. Esto, según la dimensión del espacio, puede ser poco operativo.
  • De motor de gasolina. Estas son más contaminantes. Las encontrarás con dos tipos de motores:
  • De cuatro tiempos. Son las más caras de gasolina, ya que poseen dos depósitos: uno para el aceite y otro para la gasolina. Consumen menos y no son tan ruidosas.
  • De dos tiempos. En un mismo depósito, se mezclan la gasolina y el aceite. Son las que vemos con más frecuencia.

¿Qué desbrozadora comprar?

La respuesta depende del tipo de trabajo que desees realizar con el aparato y de tu presupuesto. El primer paso es decidir si deseas una desbrozadora de gasolina, una eléctrica o con batería. Luego, te debes fijar en la cilindrada. Si el trabajo es en el monte, debes adquirir una con bastante cilindrada. Para las zarzas, los pequeños arbustos y las hierbas, tendrás suficiente con las de pequeña cilindrada.

En cuanto a la transmisión, dispones de máquinas de transmisión flexible o rígida. Una de transmisión flexible es, sin duda, una desbrozadora barata, pero también durará menos porque encontrarás modelos de menor calidad. Por otro lado, las de transmisión rígida se dividen en dos partes para facilitar su transporte y son compatibles con otros accesorios como las motosierras y cortasetos.

En definitiva, hay muchos tipos de desbrozadoras. Escoger la más adecuada para ti depende básicamente del uso que le vayas a dar. Si a pesar de todo lo expuesto no tienes claro cuál elegir, contacta con nosotros